fbpx

Hey, ¿quién soy? Wendy  Sandoval o Wen para mis amigos. Una mujer simple, real y soñadora ¡Apasionada por Dios y la vida! Amante de la cocina, la pizza y el vino, la lectura y todo lo que aporte al espíritu.

Disfruto viajar, conocer lugares ocultos, buenos restaurantes y estaciones de cafés. Creo ciegamente en las personas, en la protección de los animales y el cuidado del medio ambiente

Mi amiga Nata, junto con su esposo, Andrés Cabrera, fundadores y creadores de Mas Natural Lifestyle, me invitaron a dar mi testimonio, ¡lo cual me honra porque ellos han sido parte fundamental de todo este proceso que he tenido.

¡¡¡Aquí vamos!!!

Desde pequeña siempre hice deporte, fui porrista y bailarina de música contemporánea, vivía en Neiva y siempre estaba activa, disfrutando lo que hacía, teniendo una buena autoestima y una vida tranquila.

A los 16 años, me fui a vivir Bogotá para terminar mis estudios de secundaria, Al iniciar esta vida, en una ciudad tan grande y cosmopolita como lo es Bogotá, empezó mi vida sedentaria. De 19 años empecé a estudiar y a trabajar, volviendo esto en mí una prioridad, creyendo que: – estudiemos para ser “inteligentes” trabajamos para obtener dinero y listo, esa es la vida.

Así pasé muchos años, hasta que en el 2013 empezó el cuerpo a pasar factura por el estilo de vida que estaba llevando, mi cuerpo empezó a sentirse mal, fui al médico y como rutina, tuve exámenes, análisis, medicamentos e incapacidades. 6 meses después, me seguía sintiendo mal en todos los aspectos, pero hice caso omiso y continúe con la misma rutina de vida.

Hasta que llegó el día en que una alarma roja se prendió, mis piernas al caminar no respondían, el dolor era tan fuerte que sentía en las rodillas me impedía caminar, diagnóstico médico: artritis de rodilla y una posible descalcificación temprana en mis huesos, acompañado de estrés crónico. Sí el estrés es una enfermedad que seca el cuerpo y te puede matar. Esto no fue algo certero, solo fue un pronóstico de salud que podría empeorar o mejorar.

¡Quede en shock! No me podía estar pasando a mí, si todo estaba bien. (bueno eso era lo que yo creía)

El diagnóstico de que podía dejar de caminar o depender de un bastón de por vida a mi temprana edad, en ese entonces, me derrumbaron. Empecé hacer dietas (lo cual nunca me gustó ni pude con ellas). Con terapias y exámenes, cumplí con las rutinas de los médicos, viendo una leve mejoría me despreocupé y continué. Mi vida cambió un poco, me estresaba menos, descansaba más.

En mi búsqueda de algo MÁS en la vida, llegó Dios y su infinito amor, perdón y gracia me salvaron. Terminé de estudiar, y empecé hacer viajes misioneros para liberar mi espíritu, ayudar a las personas y de esta forma, nutrir mi alma. Esto también hacía parte de la sanidad que había empezado a vivir tanto física como emocional

4 años después, en el 2016 volvieron de nuevo los dolores, está vez ya era más crónico, mis rodillas, mi cuerpo, mi vida. El estrés descontrolado, la artritis de rodilla, con 70 kilos, midiendo tan solo 1,65 cm estaban afectando mi salud.

Recuerdo que allí fue cuando volví a reactivar mi amistad con Nata, después de 6 años sin vernos, volvimos hablar y fue cuando me contó todo acerca de los servicios que ofrecía Más Natural, me habló de un estilo de vida saludable y sobre todo me hizo entrar en consciencia que está vez, necesitaba ayuda y tenía el apoyo de su empresa.

Nata con su historia de vida me impactó, sus buenos hábitos, su estilo de vida, verla en su parte física, su práctica y amor por la capoeira (arte marcial brasilero), me motivó hacer deporte, y allí fue cuando algo empezó a sembrarse en mí: ejemplo, disciplina y constancia. Me invitó por un mes al gimnasio, ese día que iniciamos nunca olvidaré que tuvimos una hora de asesoría donde me explicó a que se dedicaba en su nuevo emprendimiento, cuáles eran sus servicios, productos y  la importancia del: sentir bien, pensar bien, hablar bien, dormir bien y por supuesto de la buena alimentación, esto que hablamos ese día, me generó un gran impacto, pues estos pilares eran los que yo venía descuidando, y eran la base para tener un equilibrio en la salud y la vida de cada persona, adicional de las rutinas que aprendí para poder hacer inclusive en casa.

Ella y su esposo llegaron a mi vida como esos ángeles que Dios te regala para cambiar, quién con su amor y consejos me hacían sentirme y verme bien.

¡Pum! Todo empezó a cambiar a partir de ese momento, eso sí, me costaba mucho ser constante ya que aún cargaba con mis costumbres de antes.      

Sin embargo, allí empezaron a cambiar ciertos aspectos en mi vida, renuncié a mi trabajo, empecé uno que me daba más tiempo para entrenar, estar en casa con mamá, comer mejor, descansar y vivir más tranquila, y lo bueno era que yo ahora sentía las ganas de explorar más a nivel deportivo para incrementar mis rutinas de ejercicios.

Cuando decidí entregarle mi vida a Jesús (no estoy hablando de religión sino de relación) él tomó el control y empezó a cambiar todo en mí. Fue allí que gracias a Él, a mis amigos Más Natural y a los médicos, todo diagnóstico fue anulado, los exámenes de chequeo estaban bien, los cambios que había hecho funcionaron y gracias a Dios fui sana.

Con el tiempo empecé a practicar el running, no sabía cómo era, solo caminaba y corría porque me cansaba mucho, empecé a mirar recetas, y en mi continuo aprendizaje con mis amigos de +N, sobre la importancia de llevar una vida saludable.

Desde el 2017, comencé en forma a entrenarme y aprender todo sobre el running.

Esta vez no sería momentáneo, se había convertido en un estilo de vida, ya que siempre fui mala para hacer dietas, ahora veía que la vida tiene una ley, la del intercambio, y está llego para quedarse en mí y aplicarla siempre en todo.

Hoy día mi salud está perfecta, mi cuerpo se ve y se siente bien,  peso 60k, amo comer saludable, pues he entendido que no es un estilo de una vida caro, es tu vida y es salud, como lo más natural posible, aprendí a cocinar, ahora estoy emprendiendo un negocio de pancakes y waffles saludables, pues ser saludable no es una moda, es un estilo de vida que quiero llevar siempre e inspirar a otros hacer lo mismo.

Soy corredora aficionada, este año (2019) estoy preparándome para hacer mi 1ra maratón (42km) en Chicago, amo a Dios, amo comer, amo los buenos hábitos, amo cocinar, amo bailar, amo viajar, amo a mi familia. Nunca imaginé vivir esto, amar el deporte y tener un estilo de vida saludable, esto ocurrió por una DECISIÓN, y fui inspirada por mis amigos que ahora son, Mas Natural, aplicando la LEY DE INTERCAMBIO y creyendo fielmente en que QUERER ES PODER.

Creo que fue la mejor decisión, liberarme de tanto estrés, exceso de trabajo, malos hábitos, nada nos debe controlar, debemos tener límites, ser generadores de cambios, VIVIR para construir cosas para la eternidad y no para el momento, solo así las disfrutaremos mejor, solo ayudando a otros, inspirando a otros y amándonos a sí mismos y a otros, seremos felices.

    

    

Wendy Sandoval

Asistente Administrativa

Edad: 32 años

EL EQUILIBRIO ENTRE EL  PENSAR, SENTIR, COMER, HABLAR, DECIR, DORMIR BIEN

¿Quieres enviarnos tu testimonio?

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTÁCTANOS

No estamos por aquí ahora. Pero puedes enviarnos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Enviando

Más Natural Lifestyle © 2019 Todos los derechos reservados

WhatsApp chat

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?