¿Cómo saber si tu hijo(a) tiene sobrepeso?

La obesidad infantil es un hecho preocupante

obesidad infantil

Muchas veces, cuando hablamos de malos hábitos de vida y alimenticios pensamos que es una situación que solo afecta a los adultos, sin embargo el aumento dramático de la obesidad infantil es alarmante, causando serios problemas de salud que se intensifican a lo largo de la vida.

La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad infantil es el desequilibrio entre la ingesta calórica y el gasto calórico, es decir, que los niños(as) están consumiendo alimentos hipercalóricos con abundantes grasas y azúcares, pero con escasas vitaminas, minerales y otros micronutrientes naturales y adicional, a la poca actividad física debido al aumento de la naturaleza sedentaria de muchas actividades recreativas.

Es necesario darle la importancia a esta situación y no pensar que porque son pequeños(as) hay que esperar a que lleguen a la adolescencia para que el crecimiento y estirón les quite los kilos de más o pensar que es necesario consultar al pediatra o al especialista solo en los casos en que los niños(as) no comen suficiente, es súper importante, estar al tanto de su alimentación y de que desarrollen actividad física…no pueden estar pegados a aparatos electrónicos siempre comiendo snacks, dulces y refrescos.

El 80 por ciento de los niños(as) obesos en la infancia, lo serán en la edad adulta.

Consecuencias del sobrepeso en niños y niñas

El sobrepeso u obesidad infantil puede tener un efecto nocivo en el cuerpo de varias maneras, ya que aumentan el riesgo de una enfermedad cardiovascular debido a la presión arterial y colesterol alto, mayor riesgo de tolerancia a la glucosa o resistencia a la insulina y diabetes, problemas respiratorios, apnea del sueño, asma, problemas del hígado, cálculos biliares entre otras tantas afecciones, así como un mayor riesgo de problemas sociales y psicológicos.

Una manera de conocer si nuestro(s) hijo(s) está(n) dentro del peso normal o por el contrario, puede estar presentando sobrepeso, obesidad o delgadez es medir su IMC.

Medir el Índice de Masa Corporal (IMC):

Este método estima la cantidad de grasa corporal en relación a la estatura y peso del niño(a) para determinar si se encuentra dentro del rango normal o por el contrario tiene sobrepeso o delgadez y se mide de manera diferente en niños(as) y adolescentes que en adultos.

Para calcular el IMC se debe dividir el peso del niño(a) en kilogramos por su altura al cuadrado, en metros. Ejemplo, un niño de 2 años que pesa 12 kg y mide 82 cm la fórmula sería: 12 / (0.82 x 0.82)= 12/ 0.6724, lo cual da un IMC de 17.24, si observamos en la siguiente tabla, vemos que está dentro del rango normal.

indice de masa corporal niños y niñas

Vale aclarar que no todos los niños(s) que aparentemente se ven con kilos de más, tienen sobrepeso, pues algunos tienen estructuras corporales más grandes que la estructura promedio, además los niños (as) almacenan diferentes cantidades de grasa corporal en las distintas etapas de desarrollo, por tanto es necesario consultar con el pediatra a fin de determinar el estado de salud con referencia a su peso, estatura, edad y contextura. 

Este método no representa un diagnóstico médico pero sirve bastante como guía para tomar la acción correspondiente en caso de que su IMC determine que está fuera del rango normal.

Consejos para evitar la obesidad infantil

  1. Ofrecer una alimentación equilibrada: Incluir raciones diarias de frutas y verduras.
  2. Repartir el menú diario en 4 comidas, con un horario adecuado y fijo.
  3. El desayuno debe cubrir el 25 por ciento de las necesidades nutritivas de la jornada, este debe incluir fruta, grasas buenas y proteína animal o vegetal.
  4. Las golosinas deben ser solo de forma ocasional ya que contienen mucha azúcar y poco nutrientes, permite un día a la semana para tomarlas de manera controlada.
  5. Agua en lugar de refrescos.
  6. Conoce el menú escolar para complementarlo con las comidas caseras, si debes incluir lonchera, asegúrate de incluir frutas en lugar de comida chatarra.
  7. Realiza al menos una comida familia al día, trata de involucrarlos en la preparación para inculcarle los hábitos saludables.
  8. Restringe el tiempo dedicado a la televisión, videoconsola y el ordenador, no debe ser de más de 1 o 2 horas al día (según la edad).
  9. Inculca el gusto por la actividad física regular, animándolos a participar en deportes individuales y colectivos, todos o la mayoría de días de la semana.

Recuerda que los padres son el mejor ejemplo para sus hijos, adopta un estilo de vida saludable para que tu hijo adquiera hábitos que le permitan su sano crecimiento y desarrollo.

¿Enseñas buenos Hábitos a Tus Hijos?

Asesórate con nosotros para mejorar su Calidad de Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *